Asociación de salesianos cooperadores

Logocooperadores

 

Asociación de Salesianos Cooperadores (ASC) es la forma organizativa de la rama laical fundada por Don Bosco en su experiencia del Oratorio de Turín como una forma de ofrecer el sistema preventivo a los jóvenes necesitados por medio de personas que sin ser religiosos de vida consagrada, compartieran su preocupación por la formación del joven y la salvación de su alma.

Según un censo oficial de 2005, 26.703 personas de los cinco continentes estaban inscritas en la Asociación ese año. El Superior de la Asociación es, por expreso deseo de Don Bosco, el Rector Mayor de la Congregación Salesiana, el que tiene la función de animador y moderador supremo.

Identidad y apostolado

De acuerdo al Reglamento de 1886, los salesianos cooperadores son laicos, sacerdotes diocesanos y otros que poseen una madurez y riqueza humana, católicos que participan activamente de la vida de la Iglesia y que se sienten auténticos salesianos comprometidos con la obra educativa de Don Bosco. En las regulaciones, los salesianos cooperadores resaltan tres elementos como pilares de su identidad: vocación, carácter laical (aunque pueden pertenecer sacerdotes diocesanos) e identidad salesiana. 

Como salesianos externos (según la definición que de ellos hacía Don Bosco), los cooperadores tienen una gran apertura de acción en beneficio de la juventud más necesitada. Ante todo se presentan como testigo del Evangelio, animadores y colaboradores de la vida laical de la Iglesia y partícipes en todos los campos educativos en donde sea posible la aplicación del sistema preventivo como colegios, oratorios, espacios de la comunicación social y voluntariado, entre muchos otros.

Promesa del Salesiano Cooperador

Tras un proceso de formación que suele durar entre tres y cinco años, los aspirantes a salesianos cooperadores prometen para toda su vida seguir los ideales de Don Bosco con la siguiente fórmula:

Oh Padre, te adoro porque eres bueno y amas a todos. Te doy gracias porque me has creado y redimido porque me has llamado a formar parte de tu Iglesia y en ella me has hecho conocer a la Familia apostólica de Don Bosco, que vive para Ti al servicio de los jóvenes y de las clases populares.

Atraído por tu Amor misericordioso, quiero corresponder a él practicando el bien. Por eso, después de una seria preparación,

PROMETO esforzarme por vivir el Proyecto evangélico de la Asociación de los Salesianos Cooperadores.

Así pues, me comprometo: a ser fiel discípulo de Cristo en la Iglesia Católica; a trabajar por tu Reino, especialmente en la promoción y salvación de los jóvenes; a profundizar y dar testimonio del espíritu salesiano; a colaborar, en comunión de Familia, con las iniciativas apostólicas de la Iglesia local.

Dame, Padre, la fuerza de tu Espíritu, para que sepa ser fiel a este propósito de vida. ¡María Auxiliadora, Madre de la Iglesia, me asista y me guíe! Amén.

 

ORACIÓN DEL COOPERADOR SALESIANO

SEÑOR, Tú me has llamado en el Bautismo a seguir tus pasos.DB

Tú me has llamado también a ser Cooperador para vivir tu Evangelio según el carisma salesiano.

Hoy vuelvo a ofrecerme totalmente a Ti, para ser testigo en mis realidades seculares de familia, trabajo, sociedad y en la Iglesia.

Quiero ser con tu ayuda portador de tu amor entre mis hermanos allí donde me llames especialmente con los jóvenes más pobres.

Ayúdame a reflejar el ardor apostólico de Don Bosco, a trabajar incansablemente por el bien, a encarnar como él, el espíritu del sistema preventivo, el espíritu de bondad, y a unirme intensamente a Ti en la oración, y en la vida sacramental.

Concédeme vivir en comunión con mis hermanos Cooperadores y los demás miembros de la Familia Salesiana en el seno de la Iglesia.

María, Madre querida y Auxiliadora de los Cristianos, ayúdame a ser fiel a mi promesa, ahora y para siempre. Amén

(Texto aprobado en la reunión de 18-4-93 de la Conferencia Nacional)

Exalumnos

Logoexalumnos

¿Quién es exalumno o exalumna salesiano?

a) «Exalumnos y Exalumnas de Don Bosco» son aquellos que, por haber frecuentado un oratorio, una escuela o cualquier otra obra salesiana, han recibido en ella una preparación para la vida con grados y modalidades diversos según las culturas, las religiones, la calidad educativa de la obra y la capacidad de recepción del individuo, según los principios del Sistema Preventivo de Don Bosco: formar personas desarrollando la originalidad de cada uno.

b) Se pueden identificar cuatro tipos de pertenencia de los Exalumnos y Exalumnas de don Bosco, que contribuyen a una mejor definición de los grados de identidad:

  • Aquellos para los cuales el haber sido alumno o haber frecuentado un ambiente salesiano es un hecho de vida, una anécdota que no ha marcado sus vidas;
  • Aquellos para los cuales el haber sido alumno o haber frecuentado un ambiente salesiano es una gracia, porque han sido impactados por el encanto y la atracción de don Bosco, profundamente hombre y profundamente santo; lo que conduce al exalumno a identificarse en todas partes como exalumno de don Bosco;
  • Aquellos para los cuales el haber sido alumno o haber frecuentado un ambiente salesiano es una elección, una misión, la cual aceptan con todo lo que ello implica. Se sienten llamados a comunicar los valores recibidos en la educación salesiana: espíritu y método pedagógico de don Bosco; Aquellos para los cuales el haber sido alumno o haber frecuentado un ambiente salesiano es un proyecto de vida, que se traduce en el asociarse para continuar su formación personal, para hacer presente el carisma educativo de don Bosco en la sociedad, y para realizar proyectos concretos en favor de la juventud.

c) La educación ha creado vínculos de lealtad filial, de reconocimiento, de testimonio de los valores del sistema de Don Bosco, de capacidad de servicio y de comunión o participación en el espíritu de familia.

d) La gratitud mueve a los Exalumnos-Exalumnas a participar, en ámbitos y grados diversos, en la misión salesiana en el mundo, asumiendo, según el propio estado, responsabilidades de colaboración y complemento del proyecto educativo salesiano.

e) La Confederación Mundial de los Exalumnos y Exalumnas de don Bosco, llamada también Asociación, es una entidad laical sin ánimo de lucro. Como tal, forma parte de la Familia Salesiana, en la cual el Rector Mayor – sucesor de don Bosco – es padre y centro de unión.

 

¿Cuál es su misión?

a) El Exalumno-Exalumna cristiano vive seriamente las promesas bautismales y las de la Confirmación distinguiéndose por el original carisma de don Bosco. Dicho carisma se encarna en un estilo de vida comprometido apostólicamente y fundado en la razón, en la religión y en la amabilidad, orientado a los jóvenes, coherente con la alegría que se sigue del ser discípulo de Cristo.

b) La Asociación de los Exalumnos y Exalumnas participan en la misión de don Bosco y de la Familia Salesiana en modos diversos:

  • Cuidar la “formación permanente” de los asociados,
  • Valorizar y cuidar la familia,
  • Asumir el compromiso la educación de la juventud,
  • “Promover los valores inherente a la persona humana y el respeto a la dignidad del hombre”
  • Incrementar la comunión efectiva con toda la Familia Salesiana,
  • Dar seguimiento los alumnos al concluir el currículo formativo
  • Promover iniciativas en favor de la persona implicando a cuantos, noblemente orientados y animados de buena voluntad, trabajan por el progreso global o solidario de la persona humana y de la familia por la senda de la Doctrina Social de la Iglesia.
  • Cuidar una actualizada sensibilidad ecuménica entre los cristianos, así como la apertura al diálogo con las demás religiones sin olvidarse nunca de profundizar la propia identidad cristiana y la propia misión evangelizadora, e impugnando toda forma de relativismo ético.

c) El Exalumno-Exalumna de otras religiones participa en los ideales de don Bosco, comparte los valores educativos culturales, espirituales y sociales de su Sistema y los reconoce como patrimonio común natural y universal de la familia humana. Difunde estos bienes en sus ambientes de vida y de trabajo, y los sustenta también con lo que su religión y su cultura le sugieren

d) Todos los Exalumnos-Exalumnas, atentos a la urgencia de los problemas juveniles, se ocuparán de manera concreta de responder también personalmente a las exigencias culturales y formativas que interesan a los jóvenes, ayudándoles a crecer y asumir responsabilidades de todo tipo.

Del Estatuto de la Confederación Mundial de los Exalumnos y

Exalumnas de Don Bosco