flores

Muy feliz día, queridas mamás

 

 

Qué bueno es festejar a esa mujer que Dios nos regaló como madre.

No creo que haya un regalo mejor.

Ni las palabras y adjetivos, ni las flores podrían  llenar su corazón, sólo lo llena el cariño y el amor que le demostramos con nuestras acciones.

Queridas mamás, ¿cómo les vamos a pagar? Necesitaríamos toda la vida, y no nos alcanzaría, para agradecerles todo lo que hacen por cada hijo.

Madre significa desconocer que existe la distancia, el mal tiempo, el cansancio porque para cada obstáculo, la madre está presente en el corazón de su hijo donde esté.

Gracias: pero esta palabra está llena de amor, y de una sincera y generosa oración por cada una de ustedes. Gracias y nuevamente muchas gracias.