Amed

El 1 de abril pasado en la parroquia San Pablo de la ciudad bonaerense de Mar del Plata Matías Amed fue ordenado sacerdote por monseñor Antonio Marino obispo de la ciudad.

En la antesala de la celebración del sí de Matías se desarrollaron varias actividades significativas para él y para la comunidad de sus orígenes.

El 26 de marzo Matías inició ejercicios espirituales en la casa de las Carmelitas en la ciudad de Mar del Plata. Acompañado por los salesianos Francisco Hernández y Carlos Pomar, en esos días sintonizó su corazón con el de Dios Padre, quien soñó para él y para su pueblo esta vocación.

Por la tarde del 31 de marzo un grupo de jóvenes del Movimiento Juvenil Salesiano de la casa salesiana se congregaron para compartir la fe y la vida desde la Palabra animados por los estudiantes de teología Daniel Martínez y Facundo De Nicolo. Para finalizar el encuentro Matías compartió su camino vocacional desde su primera experiencia de amor de Dios en el seno de su familia, pasando por el patio salesiano, donde hizo experiencia de Iglesia, hasta la primera noche en Bernal, donde se animo a dar los primeros pasos, para responder al llamado que Dios lo invitaba a discernir desde la vida consagrada.

El 1º de abril la casa se vistió de fiesta para recibir a todas las personas que se reunían para celebrar el sí de Matías. La ceremonia comenzó con la música animada por el coro integrado por jóvenes del Movimiento Juvenil Salesiano local y adultos.

Al finalizar la homilía monseñor Marino invocó a María Auxiliadora para pedirle su acompañamiento a Matías en su camino como sacerdote. Luego se sucedieron los signos y palabras propios de rito de ordenación; la postración, la imposición de manos, las letanías, el abrazo de los hermanos y la familia.

Para finalizar la celebración el padre inspector Honorio Caucamán entregó un ramo de flores a la mama de Matías, agradeciéndole por su vida y el amor entregado a su hijo. Luego, se sumaron los demás integrantes de su familia quienes ofrecieron las flores a María Auxiliadora.

El domingo 2 de abril, en la parroquia San Pablo de Mar del Plata, Matías presidió su primera celebración, durante la cual dijo: “les agradezco todo lo que han rezado por mí, pero les pido que lo sigan haciendo, recen por mi y por mis acompañados para que seamos leales a los planes de Dios”.

Algunos de sus amigos expresaron que estos días estuvieron llenos de la gracia de Dios, y comparten su felicidad al animarse a llevar adelante los sueños que el buen Dios sembró en su corazón salesiano.

Acerca de Matías

Matías Emmanuel nació el 24 de febrero de 1983 en la ciudad de Mar del Plata,  provincia de Buenos Aires. Sus padres son Nicasio y de Lidia; sus hermanos: Carina y Pablo (el cual falleció en el año 1989). En 1992 ingresó a la Casa Salesiana de Mar del Plata, integrándose al Batallón de Exploradores “General Juan Martín de Pueyrredón”. Toda su escolaridad transcurrió en escuelas del Estado.

En el batallón de exploradores Matías hizo experiencia del encuentro con Jesús al estilo de Don Bosco. Recorrió cada una de las etapas del itinerario formativo exploradoril, descubriendo en este camino de formación humana y cristiana una especial vocación.

Progresivamente fue surgiendo la inquietud por la vocación salesiana consagrada. Finalmente, en 2006, Matías se decidió a hacer la experiencia del prenoviciado en la casa de Avellaneda (provincia de Buenos Aires). Realizó su noviciado en 2007 en Alta Gracia (Córdoba), haciendo su primera profesión como Salesiano de Don Bosco el 31 de enero de 2008. Su profesión perpetua fue el 13 de septiembre de 2014 en San Justo.

La formación inicial de Matías transcurrió en las siguientes casas: posnoviciado “Miguel Rúa” de Córdoba (2008-2010); tirocinio en la Casa salesiana de Villa Regina, en Río Negro, Patagonia (2012-2013); estudiantado teológico “Nuestra Señora de la Esperanza” de San Justo (2014-2016).

Durante esos años, Matías entregó con generosidad y bajo perfil un auténtico servicio a la misión. En el colegio, en los hogares para niños y jóvenes en dificultad, en Oratorios y batallones de exploradores, este hermano nuestro supo hacer carne la máxima de Don Bosco “procura hacerte querer”.

Matías recibió el orden del diaconado el 2 de abril de 2016 de manos de monseñor Agustín Radrizzani SDB, arzobispo de Mercedes - Luján. Desde febrero de este año, se encuentra en la Casa salesiana “Jesús Buen Pastor” de Isidro Casanova (provincia de Buenos Aires).

Fuente: http://www.donboscosur.org.ar/noticias/nota.php?id=1491416027