Queridos amigos y amigas

Quiero compartir con ustedes la alegría de poder celebrar una vez más el nacimiento del Niño Dios, en esta noche de paz, noche de amor, como dice la canción.

Sí así fuera, qué hermosa noche vamos a vivir. Cuántas bendiciones vamos a recibir del Niño recién nacido en cada uno de nosotros.

Es una noche para agradecerle cuanto tenemos y pedirle aquello que más necesitamos, con seguridad lo vamos a recibir.

En nombre de la Comunidad Salesiana les envío este saludo y los mejores deseos para esta NAVIDAD 2017.

Navidad nos libera del espíritu de escape, del espíritu derrotista, que a fuerza de insistir en este valle “lágrimas”, nos hace olvidar la tarea de transformar la tierra y la familia en una “sala de estar” muy ¡feliz y alegre! 

Que este Niño los BENDIGA a todos y les regale la ALEGRÍA propia de este nacimiento.